Entrevista desarrollada por los alumnos Cristian Moruno y Yulithza Ríos (integrantes del Comité de Estudiantes Voluntarios de la Universidad Mayor de San Simón), bajo la dirección de Omar Arandia Arzabe.

 
 

Porqué optó por la Función Judicial, existiendo diversos ámbitos en los que puede desarrollar su profesión de abogado?

Juez Helmut Balderrama Torrez, Juez de Partido en materia de Familia: “Opte por la Función Judicial, porque creo en la Justicia. Al estar inmerso en la misma, por más de 13 años y medio, he podido conocer las fortalezas y deficiencias que tiene nuestra estructura judicial, la cual he podido mejorar a momento de asumir el cargo de Juez; por el compromiso que tengo con mis convicciones, así como el compromiso asumido con el mundo litigante el cual clama ser escuchado por una justicia pronta, justa y transparente a todo nivel”

Jeanette Landivar, Juzgado de Partido de Familia: “La Función Judicial que consiste en administrar justicia para decidir sobre los conflictos entre personas físicas o morales, en derecho privado o público, en todo tipo de procesos, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado, y al considerar esta definición mi pensamiento fue de que es importante decidir sobre los conflictos y al hacerlo debo considerar que en primer lugar la palabra de Dios ya que el juez siempre debe ser un siervo de Dios. Debía sostener con valor e imparcialidad todas sus decisiones, Dios se interesa en la justicia y está presente en los tribunales. Toma nota de cada veredicto imparcial y advierte cada infracción de Injusticia. El que tiene la responsabilidad de administrar justicia constantemente afronta la tarea de decidir casos, y debe realizar su obra reconociendo que los ojos de Jehová están sobre él. Continuamente debe dar fallos, y al hacerlo ha de recordar que cada decisión suya se registra en los libros del cielo. Es básicamente por estos motivos que opte por la Función Judicial ya que la considero como una función más elevada a la que un ser humano puede aspirar, como es juzgar a las personas, pues se nos ha confiado su vida, su libertad, su honor, su tranquilidad y su patrimonio. Quería buscar siempre la justicia por el camino de la lealtad, probidad, veracidad, legalidad, equidad, independencia e imparcialidad, con las herramientas de nuestra conciencia, moral, diligencia, decoro y sentido común.”

Ligia Rocio Villarroel Rocha, jueza de partido en lo civil y comercial: “Desde mis tempranas épocas de estudiante vi a los profesionales abogados ejercer la función libre de una forma muy competitiva y muchas veces con una perspectiva no muy sana. Todo abogado, por convicción o por necesidad tiende a ganar las causas que patrocina o defiende así no tenga la razón y ello siempre me ha parecido poco ético. Mi conflicto conciencial radicaba ahí, de tal manera que cuando ingresé a practicar en los tribunales de justicia, pude darme cuenta que había encontrado mi vocación: podía aportar en la solución del conflicto desde una perspectiva neutral. Ahora, el hecho de administrar justicia con estricto apego a la ley me llena de gran satisfacción personal.”

Ana María Zárraga Colque, jueza de partido en lo civil: “Todo sueño de un abogado es llegar a ocupar un puesto, más que todo aquí en el poder judicial, ser un juez o un vocal e ir incluso hasta ministro de justicia. Es un sueño que creo que no solo soy yo, sino varios tenemos de llegar y ocupar un cargo muy importante. Porque también la función de un juez es una función, muy loable, muy importante, tal vez porque tomamos decisiones a partir del impartir justicia.”

Gabriela Montaño Balderrama, jueza de partido en lo civil y comercial: “Opté por la función judicial, por varias razones: Porque quise hacer entrega de mi capacidad profesional al servicio del país a través de esta noble, digna y muy sacrificada labor que es la de ser Juez. Siempre fue un anhelo personal que quise lograr en mi carrera profesional, un reto difícil de lograr. Porque creo que la administración de justicia requiere de personas sanas, transparentes, correctas, responsables, con principios y valores, que demuestren compromiso con la patria y la sociedad. Porque quiero seguir creciendo intelectualmente y estoy segura que ninguna maestría ni doctorado me dará los conocimientos y la valiosa experiencia que me da ser Juez.” 

En su evaluación, a partir de su experiencia, como califica el estado de la justicia en Bolivia?

Juez Helmut Balderrama Torrez, Juez de Partido en materia de Familia: “La justicia en Bolivia se encuentra un poco debilitada, pero no por sus administradores de justicia, sino por la mora judicial que existe y la inhumana carga procesal, que tiene todo juzgado por falta de creaciones de nuevos juzgados en sus distintas áreas.”

Jeanette Landivar, Juzgado de Partido de Familia: “No cabe duda que actualmente la justicia en Bolivia está pasando por uno de sus momentos más críticos, ello debido a varios aspectos como ser la sobre carga procesal que existe en los juzgados y tribunales de justicia lo que nos lleva a la necesidad de la creación de nuevos juzgados y nuevos tribunales, la falta de recursos económicos destinados a la administración de justicia tomando en cuenta que es menos del 0.5% de todo el TGN, etc. Pese a ello, existe el esfuerzo de jueces y funcionarios de apoyo jurisdiccional que a pesar de estos obstáculos, tratar de sobrellevar este problema a fin de brindarle a la sociedad una justicia rápida, pronta, justa y oportuna.” 

Ligia Rocio Villarroel Rocha, jueza de partido en lo civil y comercial: “La justicia hace mucho tiempo ha entrado en crisis pues el Órgano Judicial ha sido sistemáticamente postergado. Siempre ha primado lo político y el Ejecutivo no ha tomado cartas en el asunto, aún ahora que la crisis ha llegado a un punto inimaginable.”

Ana María Zárraga Colque, jueza de partido en lo civil: “Estoy como juez desde el 5 de abril del 2012. En este poco tiempo he visto que no todos los juzgados somos iguales, no todos los juzgados tenemos la misma carga procesal. Hay juzgados por ejemplo, en mi caso, los jueces de partido en lo civil del 1 al 8 somos juzgados que tenemos cualquier cantidad de carga procesal, en cambio del 9 al 12 son juzgados de nueva creación, que no tienen tanta carga procesal. El titular anterior al que he sucedido ha acumulado la carga procesal en este juzgado porque los otros juzgados estaban acéfalos, entonces tenía que atender los otros juzgados y encima tenía que atender este juzgado. Muchos jueces que han ido renunciando o han ido excusándose, o sea por una u otra razón, sus procesos han llegado a este juzgado y no sé qué es lo que habrá pasado con el juez anterior pero hay cantidad de procesos acá, procesos muy delicados motivo por el que yo estoy peleando incluso contra el mismo sistema, por los plazos procesales. Por el problema de la carga procesal que tengo, he hecho informes tanto al Consejo como al Tribunal. Entonces es verdad que la gente habla de corrupción, habla de que los jueces somos corruptos, que estamos haciendo retardación de justicia y de todo, pero no es así, no todos somos iguales, no todos los jueces estamos en eso y por un juez estamos pecando todos.” 

Gabriela Montaño Balderrama, jueza de partido en lo civil y comercial: “La justicia en Bolivia desde mi experiencia se encuentra muy postergada y esto se debe a muchos factores: El presupuesto asignado al Poder Judicial creo que apenas alcanza al 0,15% del presupuesto nacional. Con tan bajo presupuesto, no es posible generar más ítems para más jueces. Falta muchos recursos humanos (creación de más juzgados, nombramiento de más jueces), la población ha crecido pero los jueces no, no se aumenta el número de jueces.” 

Se cuestiona la falta de credibilidad de la población en la justicia, cómo enfrentar esa situación, que nos puede sugerir como medida o medidas?

Jeanette Landivar, Juzgado de Partido de Familia: “Desde luego es un tema muy cuestionante de parte de todos. Actualmente y por la crisis que atraviesa la justicia, en Bolivia, lamentablemente es cierto que la sociedad ha perdido la fe en la justicia en nuestro país, lo cual se supera con políticas de gestión, proyectos de mejoramiento, desde lo esencial y vital que es el Órgano Judicial.” 

Ligia Rocio Villarroel Rocha, jueza de partido en lo civil y comercial: “La justicia siempre va a generar polémica pues la mitad de la población siempre estará descontenta con los fallos judiciales. Ahora bien, si a ello se suma el hecho de que la población boliviana está creciendo descontroladamente y el número de operadores de justicia sigue siendo el mismo desde hace décadas, es natural que la carga procesal -que se ha multiplicado en una relación que al parecer ni siquiera ya es geométrica-, no sea ni de lejos proporcional a la capacidad humana del operador de justicia, por lo que las necesidades actuales de la población obviamente no están satisfechas. Es absolutamente imperativo mejorar la infraestructura judicial en todos los niveles, dándole a este Órgano la importancia que realmente tiene porque una población estará contenta en la medida en que su organización judicial responda a sus requerimientos de una forma eficiente, eficaz y oportuna.”

Ana María Zárraga Colque, jueza de partido en lo civil: “Es verdad que posiblemente haya jueces corruptos, no sabemos quiénes son y tampoco dicen quienes son, es debido a eso que nos están marginando. Ahorita somos la punta de la lanza, piensan que todos los jueces somos corruptos pero no es así, el problema ahorita es que nosotros tenemos la carga procesal porque no se han aumentado juzgados, el sistema solo ha aumentado en algunas áreas que es muy poco, estoy hablando del mes pasado e incluso este mes que ha habido jueces a las provincias y acá en instrucción familia, si no me equivoco, un juzgado de instrucción civil y uno en el área de familia. Pero en materia civil somos muy pocos jueces para tanta población, entonces no damos abastecimiento, por decirte, tengo entendido, de acuerdo a lo que ha llegado por ejemplo de Sucre, han hecho un inventario de todos los procesos, cuantos procesos tenemos cada uno y ahí se está viendo la diferencia por ejemplo, de que unos juzgados tiene hasta 1500 memoriales en el año, en cambio este juzgado tiene 5500 memoriales aproximadamente, entonces todo eso está llevando a tener una sobrecarga procesal y pienso que debía ser la repartición mediante plataforma de los procesos a los juzgados de manera equitativa. Hemos hecho un reclamo incluso a plataforma porque los procesos que ingresan no ingresan a todos los juzgados por igual, no sé qué es lo que pasa con plataforma que a algunos juzgados nos llegan en demasía, había un día en que a mí me llegaba 11 procesos en el día, procesos nuevos, y encima de eso los juzgados de materia civil somos como tribunal de alzada porque conocemos apelaciones, tenemos consultas de excusas, recusas de los inferiores, entonces se nos ha ido cargando. Y otro factor tal vez sería que los pocos jueces. Desde que he entrado, desde 2012, no me dan computadora para mi secretaria y está trabajando con mi computadora que he tenido que traer desde mi casa, asimismo nos dan una impresora que está sin tinta, o sea, me he tenido que traer mis propias impresoras para poder trabajar; entonces todas esas cositas influyen también en toda la carga procesal que tenemos y también no hay que olvidar que tenemos que hacer audiencias que a veces nos llevan todo el día y se nos va recargando la carga procesal.”

Gabriela Montaño Balderrama, jueza de partido en lo civil y comercial: “Formando jueces probos, correctos, con un corazón sano, una mente capaz y un espíritu inquebrantable, eso parte desde la educación en la familia, desde que uno es niño, con el ejemplo de los padres, y continúa en colegio y luego en la universidad.”

En qué plano ubica a la transparencia jurisdiccional, en la perspectiva de generar confianza de la población en la Función Judicial que desarrolla?

Juez Helmut Balderrama Torrez, Juez de Partido en materia de Familia: “La transparencia jurisdiccional se la obtendrá únicamente con la existencia y creación de nuevos juzgado y de nuevos jueces que fortalezcan y bajen la carga procesal de los juzgados anteriormente creados, así como de una capacitación constante de todos y cada uno de los jueces para obtener de esa manera una mejor administración de justicia optima y correcta.”

Jeanette Landivar, Juzgado de Partido de Familia: “Si bien la transparencia jurisdiccional es un aspecto que generó e incluso aún genera desconfianza, se viene desarrollando y fortaleciendo a fin de combatir esta crisis que actualmente vive la Justicia en Bolivia. Contamos con un Consejo de la Magistratura cuya función es coadyuvar con la función judicial en el país ya que antes era el órgano Ejecutivo el que controlaba al Órgano Judicial, lo cual era un atentado a la independencia de los órganos de ejercicio de Poder. Ahora es el Consejo de la Magistratura quien se encarga del control a Jueces y Tribunales, garantizando la transparencia en la funciones judiciales, brindando mayor seguridad jurídica a la Sociedad.” 

Ligia Rocio Villarroel Rocha, jueza de partido en lo civil y comercial: “Es muy importante que la población conozca que una autoridad jurisdiccional no es corrupta per se, sino que el contexto en que se desenvuelve a veces hace parecer lo que en rigor no es. Yo estoy absolutamente de acuerdo en una política de puertas abiertas, sin secretos ni misterios para nadie, por ello me pareció tan interesante este proyecto de transparentarla justicia y me sumé de inmediato a él: pretendo hacer demostrable que esta juzgadora falla en estricto apego a la norma y no por simpatías o antipatías con nadie.”

Ana María Zárraga Colque, jueza de partido en lo civil: “Cuando esta comisión nos ha planteado poder transparentar nuestras resoluciones yo he sido una de las primeras en someter al escrutinio público, dado que no tengo miedo en transparentar mi trabajo. Yo pienso que tenemos que transparentar nuestras resoluciones porque la gente cree que somos corruptos, que somos jueces parciales, o sea, a un lado nos estamos inclinando y no es así. Yo al menos no estoy siendo parcial, soy imparcial, a quien tenga la razón nomás hay que darle lo que corresponde. Soy el único juzgado de todo el tribunal que conoce tres procesos de quiebra; en uno de ellos, he tenido problemas con el síndico, incluso no respetan el hecho de que yo sea mujer y tampoco han respetado la investidura de la cual estoy premunida, ¿todo por qué? porque estoy transparentando mi trabajo, porque en ese proceso de quiebra, son casi 23 años de quiebra, que se han manejado por el síndico y no hay informe económico, no hay informes, lo que más bien ha hecho es agredirme, ha estado constantemente con denuncias contra mi autoridad porque quiero transparentar esto, quiero que salga a la luz, hice la notificación incluso al Defensor del Pueblo para que defienda a los acreedores que no están viniendo yo creo porque se han cansado…”

Gabriela Montaño Balderrama, jueza de partido en lo civil y comercial: “Tal vez oralizando la justicia; sin embargo esa oralidad debe ser efectiva y tener todos los medios suficientes para ser llevada a cabo correctamente, pero sin presupuesto, recursos humanos e infraestructura, creo será imposible.” 

Si logramos hacer de la transparencia jurisdiccional una regla, en qué medida estaremos contribuyendo a la predictibilidad de la justicia?

Jeanette Landivar, Juzgado de Partido de Familia: “Es un proceso que se viene construyendo. Sin duda, es una gran garantía y seguridad para la sociedad litigante, el contar con jueces y funcionarios transparentes, una justicia eficaz y eficiente, contribuyendo en la construcción del Estado Constitucional de Derecho, pretendiendo alcanzar los máximos ideales de la sociedad que son los valores supremos y principios fundamentales proclamados en nuestra Constitución.” 

Ligia Rocio Villarroel Rocha, jueza de partido en lo civil y comercial: “En gran medida, sin duda alguna. Ello influirá también para que en ningún caso pueda ejercitarse una justicia sesgada.”

Ana María Zárraga Colque, jueza de partido en lo civil: “Tal vez en darles un poco más de confianza al pueblo, ¿no?. Transparentando todo, porque no tenemos nada que ocultar. En mi caso me he sometido justamente a transparentar todo lo que estoy haciendo para dar credibilidad justamente a la población litigante porque ella es la afectada. Y justamente a consecuencia de eso es que hay mucha denuncia y todo, pero no lo transparentan. Tengo entendido que haya hora varios jueces que están queriendo someterse a esto, tal vez se inscriban y todo, es verdad que hay procesos en los que amerita un poco de privacidad pero si uno nada tiene nada teme, en casos de procesos de familia, procesos de niñez, hay menores involucrados y todo que tiene que ser nomas en forma privada, pero en mi caso, por decirte, en materia civil, no tengo por qué ocultarme ni qué ocultar. Entonces con la transparencia que estamos mostrando ya la que nos estamos sometiendo varios jueces, pienso también que tendría que ser un poco más dar a la gente a conocer todo esto que se está haciendo por que hay muy poca gente que conoce, entonces tendría que publicitarse tal vez mediante prensa, periódico y todo, que estamos sometiéndonos a ser jueces transparentes para que la gente tenga más credibilidad en nosotros y gracias a todo eso es que como no ha habido mucha publicidad de todo esto, lo que está haciendo la comisión, es que la gente está también un poquito susceptible. Entonces habría que darle nomas esa credibilidad a la gente para que confié en nosotros porque no todos los jueces somos corruptos, puede haber uno pero por ese uno no vamos a pecar todos, es verdad que hay, puede haber, los agarrado y los metido adentro, pero no todos somos iguales, entonces la gente también tiene que confiar, porque si no confiamos, ¿cómo podemos trabajar?, ¿cómo podemos estar con la gente así? No se puede trabajar, yo tengo que tener confianza en mí personal, si yo voy a desconfiar de todos entonces esa no es vida, entonces la gente también tiene que aprender a confiar para poder tener también un poquito más de respaldo nosotros los jueces.

Gabriela Montaño Balderrama, jueza de partido en lo civil y comercial: Creo que bastante.

 

Cochabamba, marzo de 2014

 
 
 
 

«Este documento se ha realizado con la ayuda financiera de la Unión Europea. El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva de las organizaciones socias del Proyecto (Comisión Andina de Juristas, Fundación CONSTRUIR, Centro sobre Derecho y Sociedad – CIDES, Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos – ILSA y el Centro de Derechos Humanos), y en modo alguno debe considerarse que refleja la posición de la Unión Europea.»